Estudio del CESA: aunque más del 80% de las empresas usan Internet para su actividad productiva, en Colombia no llega a la mitad

Me Gusta 0
Visitas
352
Comentarios 0
  • Según los líderes empresariales encuestados, las capacitaciones deberían enfocarse hacia el fortalecimiento de habilidades blandas, seguidas de temas de sostenibilidad.
  • El informe destaca que aunque más del 80% de las empresas usan Internet para su actividad productiva (en Colombia no llega a la mitad) y tienen página web, el 40% tiene e- commerce.

Bogotá, enero 22 de 2021.-

Capacitación pertinente del talento, fuentes alternas de financiación para la innovación y crear una cultura de experimentación que promueva el cambio que hoy necesitan las organizaciones, hacen parte de las tareas pendientes que tienen las empresas para encarar el mercado que propone la llamada Cuarta Revolución Industrial.

Así se desprende del informe Éxito Empresarial realizado por el Centro de Liderazgo del CESA, que puso los radares sobre 129 empresas privadas grandes y medianas de Perú, México, Colombia y Chile, para conocer su valoración en tres aspectos.

Midió la capacidad de innovación para la creación de nuevos productos y servicios, el entrenamiento de sus colaboradores, así como la apropiación de la tecnología por las empresas, y dio recomendaciones según los resultados.

Resilientes pero poco flexibles

Si bien 7 de cada 10 empresas, para adaptarse a la coyuntura generada por la pandemia, se vieron obligadas a cambiar las estructuras de sus negocios, apenas una de cada cuatro (24,8%) reportó promover una cultura de la experimentación.

Una de las razones de esta situación, señalan los resultados de la encuesta, obedece a estructuras rígidas y que siguen siendo demasiado verticales, hecho que genera cuellos de botella que impiden la flexibilidad que hoy necesitan las empresas para crear disrupciones en sus procesos.

El 72% de las empresas encontraron difícil adaptarse a la crisis derivada del covid-19.

Capacitaciones: ¿por caminos opuestos a las necesidades?

Aunque la mayoría de las empresas (91%) tienen estructurados planes de capacitación, uno de los hallazgos que llamó la atención es la ambigüedad existente entre lo que las directivas creen que funciona en materia de reentrenamiento, y en lo que realmente terminan capacitándose los colaboradores.

En efecto, según los líderes empresariales encuestados, las capacitaciones deberían enfocarse hacia el fortalecimiento de habilidades blandas, seguidas de temas de sostenibilidad.

Sin embargo, al observar el número de capacitaciones que efectivamente se realizan, se encuentra que estas tienen una alta concentración en habilidades técnicas o ‘hard skill’ que, de hecho, son el doble que las capacitaciones en habilidades blandas.

“Esto puede estar explicado por la búsqueda de rentas de corto plazo, que se asocian a capacitaciones en tareas particulares que incrementan rápidamente el valor de la empresa”, consigna el informe.

La posibilidad de un incremento salarial es la principal razón o incentivo para capacitarse, seguido de días de descanso y promoción profesional. El hecho de que la empresa cubra el gasto educativo es lo menos relevante.

Innovación, según lo que hay en la caja

Por otro lado, las empresas estudiadas indicaron que su principal fuente de financiación a la hora de emprender actividades de innovación son los recursos propios o caja de la compañía.

El hecho de que la principal fuente de financiación sean recursos propios es una de las principales barreras a la innovación, pues implica que solo empresas con una alta liquidez podrán emprender proyectos de innovación.

En este sentido, en el informe se recomienda un rol más activo del sector público, entre otras medidas, para financiar la innovación.

El informe destaca que aunque más del 80% de las empresas usan Internet para su actividad productiva (en Colombia no llega a la mitad) y tienen página web, el 40% tiene e-commerce.