Dinero Móvil Pagar virtualmente es más fácil

Me Gusta 0
Visitas
21
Comentarios 0

Hoy en día contar con un celular o Smartphone es muy común, es importante saber que el 95% de los Colombianos (Personas 12 +) tiene un celular; 3.6 millones de personas de este grupo posee Smartphone siendo Bogotá la ciudad con mayor peso en posesión de Smartphone (55%), esto se ha convertido en algo tan común como leer este artículo o conversar con alguien más, lo que va en desarrollo y crecimiento acelerado es la creación de aplicaciones móviles que nos hacen la vida más fácil y práctica e incluso brindan mayor seguridad en nuestras transacciones financieras.

Ya sabemos que el celular es algo que no podemos dejar olvidado en ninguna parte, se convierte en una extensión de nuestra mano, encontrándose incluso imágenes, ideas o quizás hasta planes de agregar dispositivos o chips a nuestros propios dedos, simulando las acciones que realizamos con ellos en un celular. La sinestesia intenta explicar estas sensaciones y comportamientos; esta es el estudio de personas que ven sonidos, escuchan colores o gustan algo con solo tocarlo y no es solo una sensación, realmente lo sienten!!

Hoy ya comprar a través de internet es algo que por ejemplo el 22% de los jóvenes de 25 a 35 años considera seguro y actividad que el 34% de ellos realiza, sin embargo reforzar la confianza al usar una tarjeta de crédito no debe dejar de ser foco para las empresas financieras y los usuarios. Este es uno de los grupos más afines al uso de este medio/plataforma de consumo de contenidos, es por ello también que entre las alternativas de pago que van amas allá de escanear un código QR o de barras, para agregar tus productos a tu carrito de compras y cargarlos a tu cuenta va dejando de ser lo más práctico y pasa a convertirse en algo cotidiano.

Desde hace pocos años existe la opción del e-wallet o billetera digital. A través de un computador o un Smartphone puedes realizar compras haciendo de tu móvil el protagonista del shopping virtual. En el almacenaras no solo tus datos personales para tu identificación (mayoría de edad para compras especiales, perfil de compras etc), sino también para registrar tus opciones de pago como diversas tarjetas de crédito o cuentas bancarias. Con solo acercar tu teléfono al dispositivo respectivo y en muchas casos utilizado el ya conocido (near field communicatios – campo cercano de comunicación) del que dispone los actuales celulares, puedes escoger tu medio de pago y simplemente comprar. Ya no solo dejaras de cargar dinero en efectivo sino que también tus surtidas tarjetas de crédito de bancos y establecimientos.

En otros países esto ya es una realidad; en Colombia vamos por buen camino, de manera local fue aprobado el proyecto de Ley de Inclusión Financiera. El proyecto de Ley busca que todos los ciudadanos tengan acceso a los sistemas de pagos modernos, seguros y a bajos costos mediante la autorización de sociedades especializadas en pagos, ahorros y depósitos.

Si analizamos las funciones más utilizadas por estos Jóvenes que tienen un Smartphone, encontramos que las más usadas son: enviar E-mail (48%), escuchar música (47%), bajar aplicaciones (42%), enviar y recibir mensajes (38%) y consultar mapas, rutas y direcciones (33%) entre otras actividades, el 81% tiene acceso a Internet, el 79% tecnología 3G o similar, el 67% tiene Bluetooth y el 65% se conecta a WiFi. Esto refleja el alto nivel de conectividad que tienen los usuarios móviles y la potencialidad que ello representa para las acciones en línea. Tu marca ya está generando una conexión a través de estos dispositivos? Y ya se conectó emocionalmente con este perfil de consumidores?
Otra aplicación conocida es el Apple Pay, cuyas funciones permiten también al usuario realizar sus compras de manera automática, desplazando así las tarjetas de crédito, debito y el dinero en efectivo, ahorrando tiempo y generando mayor confianza y más seguros al comprar.
Estas billeteras digitales son compatibles tanto con IOS como Android, haciendo que prácticamente todos los usuarios puedan experimentar con estas aplicaciones. Hasta hace poco, lo ideal era comprar desde casa y/o oficina por la facilidad de no salir ni cargar dinero, hoy que la privacidad se ha vuelto un lujo y la experiencia de usuario frente al manejo de dinero se ha vuelto un poco complicado está latente la necesidad de generar nuevas formas de pago seguras y confiables para los usuarios.
Dentro de poco podremos disfrutar del placer de probar y comprar, sin necesidad de “pagar”. Cobra relevancia entonces el fenómeno de multiplataforma, al tener hoy en día tantas opciones de conexión a internet que ya no hay excusa para no estar en línea, es tan fácil estar conectado actualmente que estos jóvenes por ejemplo se conectan principalmente por Desktop (68%) seguido de un smartphone (63%) y una laptop (60%).
Será importante entonces darle una mirada a las opiniones y actitudes que tienen los usuarios de smartphones en general (Per 12-64 años), en relación a sus compras, pues el 22% de ellos considera que las compras por internet son seguras y el 18%, frecuentemente aprovechan el internet para planearlas.
Nuestros productos pueden ser adquiridos bajo estas facilidades? Una vez que les generamos la necesidad de tenerlos, podemos atenderlos en cualquier momento y lugar? Ahora que puede ser más segura la compra, mi marca está presente entre sus primeras opciones? Será necesario tener respuestas positivas ante esta nueva modalidad de compras por internet.
Es momento entonces de generar una comunicación que no sólo sea adecuada al target sino que éste pueda acceder a ella y además verla adecuadamente. Esto obedece al cuidado del Responsive o programación que se realiza para que una página o información web pueda adaptarse a cualquier dispositivo o medidas de pantalla.
Finalmente existe ya una moneda digital que está incursionando en internet; se trata del Bitcoin, creada por Satoshi Nakamoto en el año 2008 y puesta en el mercado en 2009 de manera abierta para generar transacciones directas sin intermediarios en la red. Esta moneda virtual fue creada para productos y servicios, contando con un cargo menor al que tienen las tarjetas de crédito convencionales, aunque se sabe que aún no cuenta con protección a los derechos de devoluciones, siendo que los cargos son totalmente generados al comprador y no al vendedor. Todavía hay mucho por regular en este escenario, sin embargo en mercados americanos consideran que se pueden generar servicios financieros legítimos.
Y tú, cómo piensas pagar la próxima vez?
Fuente: IBOPE MEDIA COLOMBIA 2015.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *