Dime para qué la necesitas y te diré que tipo de licencia te conviene

Me Gusta 0
Visitas
15
Comentarios 0

Primer post en exclusiva escrito para IAB
Por Anita Figueiredo, Directora de Marketing de Getty Images Latin America

Dime para qué la necesitas y te diré que tipo de licencia te conviene
¿Puedo usar una misma imagen tanto en un banner como en vía pública? ¿Una vez que compro una foto o video me pertenece para siempre? ¿La foto que elegí puedo usarla con varios clientes? La respuesta a todas estas preguntas, es la misma: DEPENDE…
Cada imagen o video tiene distintas licencias de uso que limitan el contexto, el tiempo y el soporte material donde puede ser usado. Aquí te contamos las principales diferencias:
• Uso editorial: son las imágenes o videos pensados para ilustrar un evento noticioso, de interés público o un artículo editorial. Puedes usarlas en una determinada zona geográfica, durante un determinado tiempo, en determinados tamaños y en determinadas ubicaciones.
Ejemplo: Si tienes una foto de Brad Pitt posando casualmente con un fondo de palmeras bajo Licencia de Uso Editorial, puedes usarla en tu nota editorial sobre “hombres irresistibles después de los 40”, pero no puedes usarla en tu publinota o publicidad sobre “la naturalidad que imprime a tu pelo la coloración rubia para hombres Bellex” que lanzó tu cliente.
• Uso comercial: son las imágenes o videos que puedes usar para ilustrar tu campaña comercial. Para estos productos existen dos tipos de licencia:
o Derechos gestionados: dependiendo del uso que le vayas a dar en cuanto a países, tiempo de duración, tamaño y soportes será el tipo de licencia y el precio que tenga la misma. En algunos casos, podrás gestionar incluso un uso exclusivo de esa imagen durante determinado tiempo y en determinado territorio lo cual te protegerá de su uso por parte de la competencia u otra marca que pudiera dañar tu campaña.
o Sin Royalties: se trata de imágenes o videos que puedes usar varias veces y en distintos proyectos sin que esto implique un costo extra. A diferencia de los productos con Derechos Gestionados, en el caso de los Sin Royalties estás pagando por el tamaño de las imágenes y la cantidad de personas que pueden usarlas con independencia del tipo de uso que vayas a darle. Ahora bien, es importante que tengas en cuenta que este tipo de imágenes nunca tienen exclusividad por lo tanto si ves necesario que sólo tu marca la pueda usar te convendrá otro tipo de licencia.
Ejemplo: Si tienes la foto de la pareja joven y sonriente abrigados con sweaters y gorros de lana y necesitas usarla para el lanzamiento de la pasta dental con quíntuple protección que acaba de producir tu cliente te convendrá evaluar varias cosas antes de elegir la licencia: ¿será un lanzamiento local o global? ¿Piensas usarla solo en esta etapa o será la imagen base de la campaña anual? ¿La usarás para el aviso de vía pública o quieres que figure en todas las piezas?.
Si se trata de un lanzamiento acotado en tiempo y espacio quizás te convenga recurrir a una imagen Sin Royalties pero –al no tener exclusividad de uso-, corres el riesgo de encontrarte también con la misma pareja ilustrando el anuncio de suavizante para la ropa de lana, medicamento para la disfunción eréctil y seguros para el hogar.
Por eso, si se tratara de una campaña anual donde usarás la imagen en tu banner, vía pública y la gacetilla de prensa, te convendrá una licencia de Derechos Gestionados que te asegura (de acuerdo a su alcance) el poder utilizar el producto extensivamente, sin miedo a cruzar la imagen en otro lado.
¿Y si la foto que quiero usar no puede licenciarse con exclusividad? Para estos casos que surgen habitualmente, la solución que se aconseja es la producción de fotos con la estética similar a la elegida . Esto facilita no solo materializar exactamente la imagen o video que tenías pensado, sino que ese activo sea absoluta y totalmente tuyo o de tu cliente a perpetuidad.

Marcela Sierra

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *